Cunas que salvan vidas

En momentos en que la cultura de la muerte intenta imponerse en nuestro país como su fuera una franquicia internacional que pretende conquistar el “mercado peruano”, es alentador el proyecto de ley de Cunas Salvadoras presentado por el Congresista Yonhy Lescano.

El objetivo de la norma es regular el nacimiento confidencial así como  proteger la vida de los niños recién nacidos en situación de riesgo y vulnerabilidad.

“La mujer embarazada que por cualquier razón no deseen alumbrar a sus hijos pueden acogerse a que el nacimiento sea confidencial”, establece el proyecto.

La mujer que acuda al nacimiento confidencial no podrá ser imputada por abandono, y  la mujer que quiere desistir podrá hacerlo en cualquier momento antes de que el niño o niña sea adoptado.

Además, el proyecto incluye un tema absolutamente novedoso y que ya se viene aplicando en otros países como Alemania. “Los establecimientos de Salud podrán establecer en la parte externa de sus locales cubículos, buzones, tornos o incubadoras acondicionadas denominadas Cunas Salvadoras para que las madres que no desean conservar a sus recién nacidos, puedan ahí dejarlos de manera anónima y segura. Esta práctica también podrá ser realizada por aquel que encuentre a un recién nacido en abandono”.

Qué duda cabe que el nacimiento confidencial y las Cunas Salvadoras, son una alternativa de vida para aquellas mujeres embarazadas que no desean permanecer con sus criaturas, pero que tampoco están dispuestas a someterse a un aborto.

Actualmente, bajo la premisa de ‘Déjala decidir’, a la mujer le ponen solo una alternativa: aborta si has sufrido una violación y quedaste embarazada. Con este proyecto, la madre tiene otras y mejores opciones. Si los promotores de despenalizar el aborto por violación se preocupan tanto por las mujeres, deberían considerar esta posibilidad ¿o no?.

Lamentablemente, la iniciativa, que se ha presentado ante la Comisión de Justicia del Congreso, ha recibido la opinión contraria del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. El proyecto de ley es claro en afirmar que tanto la mujer gestante como el que está por nacer deberán ser considerados población vulnerable.

La opinión del Ministerio de la Mujer no es favorable por “contravenir el derecho a la identidad del recién nacido al derecho al interés superior del niño a vivir en familia”. El proyecto establece claramente en el artículo 15 inciso 2, que no se vulnera el derecho a la identidad de los niños.

Señores del Ministerio de la Mujer, ¿hay algún derecho más importante que el de la vida?

Related News