LA VERGÜENZA DE LA EDUCACIÓN EN EL PERÚ

No me sorprende la incapacidad de los congresistas del Perú que apoyan estos movimientos sindicales que no están dirigidos en beneficio de la educación o de los estudiantes, sino lamentablemente del cálculo político personal y partidario de las próximas elecciones.

Voy hablar claro y felicitar a la Ministra de Educación, no a sus asesores, porque es ella quien ha demostrado empeño y compromiso educativo con los estudiantes y la educación en general, y bajo ningún punto de vista, se debería cuestionar su propuesta hacia los maestros, ni siquiera la meritocracia.

Nos quejamos de los programas de TV que no aportan culturalmente nada, pero somos culpables directamente, sino nos preocupamos que nuestros hijos tengan una educación adecuada. Desde el punto de vista teórico y formativo, estamos haciendo retroceder al país en las próximas generaciones, educativamente hablando.

Los maestros están en la obligación de ser los mejores de los mejores, estoy de acuerdo con los aumentos de sueldos y que ganen muy bien, pero rechazo que el gobierno tenga que mantener gente que no está preparada para ser la mejor en su especialidad y dar lo mejor por los estudiantes. ¿Hasta cuando el estado se va a convertir un generador de empleo social y humanista de gente que no está capacitada? La meritocracia debe ir como bandera de ejemplo y a la primera evaluación académica y de desempeño, sino la pasa e, evaluado,  a su casa.  Los peruanos no tenemos que mantener a gente que no da la talla.

Mañana podrían salir los estudiantes a las calles y declararse en huelga exigiendo que no los reprueben del año escolar,  ya que quienes les enseñan está en proceso de capacitación y les exigen lo que ellos no cumplen, es decir, capacitarse, estudiar, prepararse.

¿Qué ejemplo -como personas adultas- les están dando a los estudiantes? Qué vergüenza y que esto suceda en el congreso del Perú, que se supone son los padres de la patria y que tienen que velar por los derechos de todos los peruanos -no solo de un grupo-, o este ¿Es el resultado de elegir congresistas que no recibieron educación adecuada y ahora vemos el comportamiento de lo que recibieron?

Un país no se maneja con sentimentalismos, ni se dan leyes emocionales o de beneficio para un grupo.

Esta huelga es política, no es derechos laborales, sino de cómo un grupo de dirigentes logra poder político sobre el gobierno.  Y lo están haciendo muy bien –en su doble juego y triple discurso- ya que cayeron los congresistas necesitados de votos para jalar para las próximas elecciones.

Basta ya de tanta manipulación, pensemos en la educación.

Related News

  • stukov

    Felicitar a la ministra que no le importa para nada que se mal forme la moral de nuestros niños con clases de ideología de género?! Es más, que es promotora de esta ideología en la currícula, pese a la gran oposición de padres de familia, a tal punto que quería implementarla ocultamente, negando su existencia?! Parece que esto a los periodistas no les importa, o es que la memoria dura apenas unas cuantas semanas? La situación de nuestro sistema educativo es realmente una verguenza como bien titula el artículo, pero ante estas maldades y el marcado pensamiento marxista de muchos profesores, me pregunto sino sería mejor que los chicos se queden en casa.