EL OJO DE LA TORMENTA DE LA HUELGA DE MAESTROS

Si bien es cierto los maestros estaban en todo su derecho de hacer reclamos, ya que la injusticia hacia ellos fue grande con sueldos miserables y sin reconocimiento de muchos derechos, era algo lógico que estallara la protesta, ya que durante más de una década nadie había hecho nada por ellos.

El líder de los maestros, Pedro Castillo, aprovechó los justos reclamos y consiguió apoyo masivo, pero los que los maestros no sabían y no saben, es que detrás de todo esto se esconden oscuros intereses.

Por un lado, buscó reconocimiento como dirigente nacional -que no se le dio-, y frente a ello, lo importante es saber quién financió esta huelga, porque la gran movilización ha costado mucho dinero y eso no cae del cielo, hay alguien detrás de todo esto, o es el Movadef, Sendero Luminoso o es alguien más que tiene interés de demostrar su fuerza al gobierno de turno, porque aquí se cocinan muchas cosas que no se pueden dejar de lado.

El suspenso de la huelga es una estrategia política, ya que se dieron cuenta que fueron perdiendo terreno y también dejaron de tener apoyo de los maestros que se vieron perjudicados con los descuentos en sus planillas y con el temor de ser despedidos. Tocaron retirada la violenta dirigencia y aquellos que financiaban también se dieron cuenta que estaban perdiendo terreno.

El gobierno fue culpable porque se demoró en resolver, esto demuestra que no tenemos Primer Ministro porque está mucho más ocupado en la cartera de Economía y se le paso la misa de una. Lo más lamentable es que los asesores brillaron por su ausencia, al no saber prevenir y cortar la huelga en los inicios. La realidad demostró que ante los juegos y pulseos políticos, los técnicos no saben resolver.

Acaban de crear un caudillo que va a volver dentro de 2 años para desestabilizar al gobierno y lanzarse a la política, ahí sabremos quién lo financió.

La verdad es que el país necesita cambio inmediato del PCM, ya que ha demostrado que no supo dirigir y gobernar a su gabinete. Será un excelente profesional y una buena persona, pero no sirve como PCM.

Finalmente, este viernes es la interpelación de la Ministra de Educación. La verdad, no merece ser censurada.

Related News