AMIGO PERUANO, NO QUIERO TU TRABAJO…

Los “chamos” estamos de moda, bueno, estábamos hasta hace poco. Y por qué digo “estábamos”, bueno, ya somos muchos en el Perú y ya se empiezan a ver malos comportamientos de “algunos” de mis paisanos.

Sí, soy venezolano con 9 meses de residencia en este país, el único en el mundo que nos ha dado un verdadero refugio. Ese refugio que nos permite que con 1 sol podamos comprar 5, 6 o 7 panes, dependiendo de la zona.

Un refugio para más de 100 mil “chamos” que buscamos seguridad, tranquilidad, alimentos y una manera de ganarnos la vida honradamente. Y es allí donde entra la frase del título de este artículo.

Últimamente se ha dejado ver que hay rechazo porque los venezolanos estaríamos quitándoles el trabajo a nuestros amigos peruanos. Situación que es falsa de cualquier manera que se vea.

Lo mismo se dijo en Panamá y en República Dominicana, países que al igual que Perú, no están acostumbrados a recibir migrantes sino a que sus coterráneos se marchen a otras naciones.

Nosotros no venimos a competir con los peruanos, solo buscamos un lugar en esta sociedad que nos permita salir adelante. Siempre de la mano del hermano peruano, para empujar este país, el cual sabemos no es nuestro y que nuestro paso es transitorio.

Por qué digo transitorio? bueno, porque Venezuela es un país que saldrá de la crisis que sufre y nosotros volveremos para levantarlo y sacarlo adelante. No ahorita, no sé cuándo, pero regresaremos.

Mientras tanto, estamos regados por el mundo tratando de sobrevivir solo con una o dos maletas llenas de voluntad para afrontar un proceso para el cual ninguno de nosotros se formó. Nosotros no salimos de Venezuela, nos sacaron, y para eso nadie está preparado.

Amigo peruano, te pido disculpas por incomodarte, por los malos comportamientos de mis paisanos, por ser tantos en tu tierra.

Amigo peruano, te doy las gracias por tenderme la mano y apoyarme en este momento difícil. Te agradezco por tu hospitalidad, por tu humanidad.

Amigo peruano, no soy tu enemigo, quiero lo mejor para tu país.

Amigo peruano, no quiero tu trabajo, quiero el mío.

Related News