SOÑADORES SOMOS TODOS

El discurso más importante que del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, es el que da todos los años a los tres poderes del Estado, en el Congreso, cada cuarto martes de enero.

Este año fue un discurso realmente estupendo, aunque CNN y la izquierda quiera hacerlo parecer como un fracaso o una afrenta a alguien.  El Presidente habló del crecimiento y bonanza económica que está experimentando su país, con los niveles de desempleo de negros y latinos más bajos de la Historia, gracias a la generación de empleo en el ámbito privado.  Habló de la inversión que se hará en infraestructura, pública, privada y combinada, de los beneficios que los ciudadanos tendrán al ver sus cheques y sus bonificaciones aumentar.

Fue un discurso que a cualquier estadounidense de mente abierta debiera provocarle orgullo patrio al saber que su país sigue siendo una potencia, y que su Presidente está viendo hacia adentro y no hacia afuera, para proteger lo que debe, su soberanía y sus intereses.

El ejemplo que nos da a los latinoamericanos es claro. Es hora que nuestros líderes vean los derechos de nuestras narices, protejan nuestra soberanía, que reside en el pueblo.  El pueblo es el soberano, y los servidores públicos se deben al pueblo al que sirven.  Es así que son nuestros intereses los que debieran prevalecer, ante los de nuestros vecinos o aliados, así sean éstos más fuertes que nosotros.

Significativa la frase del Presidente Trump de “soñadores somos los americanos” aplicado a los estadounidenses, aunque realmente, “soñadores somos todos” diría yo, y realizar nuestros sueños no debiera implicar lidiar con coyotes, narcos, traficantes humanos etc. para llegar a ese país que vemos como la tierra de las oportunidades.  Esas oportunidades deben surgir en donde dejamos el cordón umbilical, en nuestro propio terruño.

Es hora que tomemos responsabilidad de nuestros propios destinos, cada país en lo individual, poniendo el bien común de nuestros ciudadanos por encima de partidos políticos, de intereses personales, eliminando la mediocracia y trabajando de verdad.  Pero sobre todo, con orgullo patrio, con amor a nuestra respectiva tierra, con visión de largo plazo.

Related News