EL ‘PAJARICO’ DE PPK

Después de escuchar al Presidente hablar de San Pedro y su admisión al cielo me pregunto si a PPK no le estará aconsejando el ‘pajarico’ de Hugo Chávez para decir tanta estupidez. Recomendaría, entonces, al Congreso pedir con urgencia una junta de psiquiatras para decidir si en vez de incapacidad moral vacan al mandatario por incapacidad mental.

La primera vez no se le pudo vacar por la traición doble de la izquierda marxista y del cómic Kenji. Todo se contaminó con el indulto (en buena hora), y las luchas intestinas de los caviares. Pero esta vez –así es la política para quien haya leído a Maquiavelo y sucedáneos– no queda otra: Fuerza Popular debe terminar sumándose al esfuerzo de los marxistas, y esperemos que los diletantes del Apra (salvo el bravo Mulder) y de Acción Popular actúen con entereza, lo mismo que los acuñistas.

No queda otra: se le ha sugerido en todos los tonos a Kuczynski que renuncie ante la ola de elementos que ya lo tienen asfixiado: sus asesorías indebidas cuando era funcionario público, las mentiras sobre sus empresas que hacían el trabajo sucio para Odebrecht, y ahora, por delación de su amiguísimo Sepúlveda, también sus cochinadas con los brasileños de la Línea Amarilla.

Claro, a PPK nunca podrá vérsele en prisión porque ese es el privilegio de los ancianos, pero por mucho que se esfuerce Borea en su defensa bien remunerada, nada hay que pueda eximir al Presidente de su inmoralidad e incapacidad para gobernar al Perú. Porque una cosa es ser empresario y lobista exitoso y otra ser un eficiente mandatario.

Entre tanto asquea ver cómo Meche Aráoz habla sandez y media de temas constitucionales, cuando lo único claro es que el Ejecutivo en alianza (todo se sabe) con la Fiscalía se han dedicado a perseguir a Fuerza popular e intentar su demolición vía Keiko, Yoshiyama y otros.

A estas alturas (¿será Zavala siempre el asesor?) surge la duda: irregularmente nada sabemos de los acuerdos de la Fiscalía con Odebrecht, tampoco hay pruebas de lo dicho por Barata. ¿No será que hay un acuerdo secreto entre la gente de PPK y Odebrecht?

Hágase harakiri Sheput, pero la vacancia es un imperativo moral. Vizcarra le debe lealtad al país. Y si no hay una transferencia rapidísima, la próxima columna tendrá que dedicarse a los riesgos de enfrentar a Antauro Humala y cómo debemos proteger nuestras vidas.

Related News