CORRUPTO TRAS LAS REJAS

Nunca pensé que podría ser Navidad en abril, pero sí es posible y viene con un gran regalo: Lula da Silva finalmente está encarcelado y por causas miserables: traición de clase y corrupción.

Lula siempre fue audaz, no inteligente. Convertido en dirigente sindicalista, querido y popular, jaqueó al Estado brasileño. Cuando todavía estaba en segundo puesto a la presidencia al frente del Partido de los Trabajadores, en 1989, se reunió con Fidel Castro en La Habana y urdió el plan siniestro del Foro de Sao Paulo.

Muy en síntesis Fidel, Lula y más tarde ladrones como Chávez, Kirchner, Correa, Evo Morales, Humala y Mujica organizaron regionalmente la entidad que debía superar con recursos propios la caída de la URSS.

Desde 1990 La Habana ya no promovería más la guerrilla (salvo lazos militares y de narcotráfico con las FARC), sino que se abocaría a propagar el comunismo por medios tradicionales y sofisticados.

No se variarían las ideas obsoletas de Marx y Lenin, pero en la atracción sobre todo de los jóvenes se revisaría la retórica de Bernstein, Brandt y Lasalle. Y en lo cultural la penetración se haría siguiendo las enseñanzas de Antonio Gramsci.

El reto mayor sería llegar al poder por la vía electoral. El mayor éxito lo logran en Venezuela, luego caerían Ecuador, Bolivia, Argentina, Uruguay, en parte Chile (con la Bachelet) y por supuesto Brasil, primero con Lula y luego con la ladrona Rousseff.

El movimiento fue en pinzas, de un lado se alinearon los sindicatos, antimineros y neo ambientalistas. Del otro lado Lula modificó las bases del multimillonario Banco do Investimento para que las empresas brasileñas hicieran enormes negocios fuera de su territorio. Así se corrompió a Petrobras y luego se pactó con constructoras como Odebrecht, OAS y otras. Estas a su vez buscaron cómplices (no socios) locales como Graña y Montero, que siempre supieron que las utilidades mal habidas se distribuían parte en las empresas, parte entre los funcionarios corruptos (Susana Villarán) y parte en el financiamiento de políticos aliados del Foro de Sao Paulo.

Hoy la estructura se ha roto. Lula estará en cárcel por doce años debido a que recibió un departamento de lujo de OAS como pago por sus prebendas.

La buena noticia: ver a corruptos como Verónika Mendoza, Marco Arana, Manuel Dammert y tantos otros que están a punto de suicidarse porque finalmente su ídolo de barro está tras de rejas. ¡Bien!

Publicado en el Diario Expreso, Lima, Perú.

Related News