¿Y CUÁNTO NOS CUESTA ESTA SEGUNDA PARTE DEL GOBIERNO DE LUJO?

Propongo revisar una serie de inquietudes que van a ir creciendo:

Primero, ¿quién está financiando a las ONG que han lanzado la campaña para tirarse abajo al Congreso, y quitarle la inmunidad a los parlamentarios? Como sabemos, las organizaciones zurdas no dan puntada sin hilo, lo cual significa que detrás la verdad es una sola: bajarse a Keiko a como dé lugar.

Segundo, ¿cuánto cuesta la campaña para justificar la liberación de Nadine y Ollanta? La inversión publicitaria del TC en las redes y mermemedios llega al descaro de que el país tenga que tolerar una sentencia  dictada por cuatro vocales prevaricadores (los mismos que adulteraron la sentencia en torno al caso El Frontón); y que debamos tragarnos una resolución írrita de un magistrado que no es doctor en Derecho, que le ha mentido grotescamente al país y que utiliza su cargo para agradecer la elección que le regaló la pareja Humala en su período de autoritarismo.

En cualquier país civilizado del mundo la Corte Suprema de Justicia, el Parlamento y el Ejecutivo hubiesen desconocido la sentencia por su vicio de origen.

Tercero, en La Republiqueta hay una sola pregunta interesante que le hacen al candidato moradito a la presidencia: ¿de qué vive y cuánto gana? Semana tras semana las encuestas amañadas demuestran que Julio Guzmán es inexistente para la opinión pública del país, pero al mismo tiempo lidera las encuestas sobre preferencias electorales para la presidencia.

Quienes conocemos a las encuestadoras de dentro sabemos que el truco no está en que mientan sobre los resultados, sino que construyan muestras a gusto del cliente. Y en este caso el cliente es el cartel mediático que lo está bancando.

Sobre el fallido gobierno de PPK nadie ha hecho un balance de gestión. No interesa ya lo sabido, como el escándalo del reperfilamiento de la deuda externa o las talegas de billetes que el Estado les está pagando a los estudios para que se allanen en arbitrajes internacionales. Pero, si solo en consultorías se ha pagado S/ 9,759 millones y en publicidad S/ 2,213 millones, habrá que imaginarse cuánto se está gastando en autos último modelo para los funcionarios, viajecitos en primera clase, comilonas para celebrar a las secretarias, etc.

Métanle cuchillo al queque y vean cuánto se sigue robando en esta segunda parte del gobierno de lujo, porque habrá salido PPK pero sus malos hábitos de hecho que siguen.

Related News