CANCILLER REFLEXIONE

Es derecho del nuevo Gobierno nombrar a un 20 % de embajadores. A ello se les llama embajadores políticos y no necesariamente son embajadores de carrera. Generalmente son amigos del presidente o premios a líderes de partidos de coalición del gobierno. También se considera a personalidades que destacan en sus diversas profesiones.

Y si bien es cierto que el Ministerio de Relaciones Exteriores pone su rúbrica en las designaciones, también aconseja al mandatario. Y creo que los casos que explico en líneas siguientes son merecedores de una reflexión o reconsideración por parte del presidente y de la Cancillería, porque ¿para qué ocasionar una, digamos, incomodidad, en donde no la hay?

Diferente es el caso lamentable, por ejemplo, de la ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Liliana del Carmen La Rosa Huertas, que despide a la funcionaria Lesly Shica Seguil, por ejercer su derecho de libertad de expresión mediante un Twitter. En este caso, la ministra provocó, por su intolerancia ideológica, un problema al Gobierno y que necesariamente debe haber una rectificación con el indebido despido.

Volviendo al tema de la Cancillería. En numerosos círculos políticos e intelectuales se está comentando la injusticia que se comete con el ucase del gobierno de dar plazo máximo hasta noviembre para que regresen los embajadores políticos. Insistimos en el tema debido a que por un embajador puesto por Kuczynski y que no es agrado de nadie en el Perú, se tenga que regresar a todos. Me refiero a Susana de la Puente en Londres, de la que solo sé que es eficaz banquera, pero que será llamada al Poder Judicial por algunas declaraciones de los exmandamases de Odebrecht. Ya dijimos que se debe separar la paja del trigo.

Se comete un inmerecido maltrato, por ejemplo, a la distinguida escritora Carmen Mc Evoy, quién abrió la primera Embajada del Perú en Irlanda. También al excanciller José Antonio García Belaunde en España, al diplomático Álvaro de Soto en Francia y al honesto político Luis Iberico en Italia. De Hugo Otero no puedo decir nada, porque no conozco su trabajo en Ecuador.

-De otro lado, en el caso de Venezuela, ¿por qué el Perú debe liderar un boicot contra ese país? La defensa de la democracia es pilar de nuestra política exterior y en eso aplaudimos a nuestra Cancillería, más aún que se encuentra al frente de ella a un prestigioso diplomático como Néstor Popolizio.

Es probable que el Perú pida que la OEA aplique la Carta Democrática Interamericana a Venezuela, pero no tenemos los votos para aprobarla. Encima Estados Unidos ha amenazado con una intervención militar, que es inaceptable para los países latinoamericanos.

Rusia, China y otros países han saludado y apoyado las elecciones en Venezuela. ¿Quiénes somos para desconocerlas? El Tribunal Electoral es el mismo que proclamó la victoria de la oposición en las elecciones pasadas y hoy es el que proclamó la victoria de Maduro. ¿Unas valen y otras no valen?

Maduro señala que hay problemas. Si los sabe que los solucione de una vez. Que de autocrático pase a democrático. ¡Qué confuso está todo!

Related News

Comments are closed