EL OTRO OBJETIVO: LAS FUERZAS ARMADAS

En medio de la crisis política desatada por los Gorritiaudios en torno del Poder Judicial, se ha lanzado una grave campaña psicosocial para difamar y agredir a nuestras Fuerzas Armadas.

Por una parte, el Ejecutivo muestra total desprecio por los militares que luchan en el Vraem. Así, mientras la semana pasada el Comandante General de la Marina inusualmente hizo guardia de honor en los funerales de un subalterno (el Oficial de Mar José Miguel Paredes Collazos, abatido por los terroristas), el presidente Vizcarra mantuvo vergonzoso mutis ante quien ofrendó su vida en la lucha por la pacificación nacional.

De otro lado, en las redes sociales se desplegó la manipulación que pretendía “alertar” contra un golpe de Estado que imaginariamente estarían preparando los militares. El objetivo era cuestionar la lealtad democrática de las FF.AA., para lo cual en tiempos de las ‘fake news’ circularon documentos falsificados que muchos incautos podrían tomar como ciertos, hasta que los comandos pertinentes emitieron comunicados contra la patraña.

En medio de todo ello, el Tribunal Constitucional ha emitido una sentencia aberrante declarando inconstitucional el carácter de secreto de toda la información vinculada a Seguridad Interna y Defensa Nacional. Es decir que se tendría que revelar hasta las estrategias y las cualidades tecnológicas de los equipos militares, lo cual es perverso para el interés nacional.

Ese mismo TC intenta victimizarse, pese a que cuatro de sus miembros han prevaricado escandalosamente en el caso de El Frontón agraviando a marinos peruanos, por lo que pueden ser relevados por el Congreso.

¿Quién está detrás de este ataque contra los institutos castrenses? Puntualmente es difícil de identificarlos. Pero no parece aislado que esto ocurriera cuando paralelamente a la crisis interna peruana se reunía en Cuba la Cumbre XXIV del Foro de Sao Paulo, creado por Fidel Castro y Hugo Chávez en 1990 para darle nuevos rumbos al comunismo latinoamericano con el apoyo de partidos comunistas regionales y ONG variadas de feministas, ambientalistas, colectivos de abogados, pseudo defensores de Derechos Humanos, LGTB, indigenistas y activistas de todo tipo.

En el caso del Perú los miembros de ese Foro incluyen a Ciudadanos por el Cambio, Patria Roja, PCP, Partido Nacionalista, Partido del Pueblo, Partido Socialista y Tierra y Libertad, entre otros.

¿Pura coincidencia? Difícilmente, porque en sus documentos y menciones varias los cabecillas del Foro De Sao Paulo  transmiten odio contra los militares y pretenden convertir a nuestras FF.AA. en guardias pretorianas al servicio de gobiernos de izquierda.

Related News

Comments are closed