EL VOTO RESPONSABLE

Hace poco lo limeños hemos podido ver, con espanto, la postulación de 21 organizaciones políticas que presentan a un aspirante para suceder al actual alcalde, Luis Castañeda Lossio, acompañados por sus equipos de regidores de 39 candidatos. No podría ni imaginarme la cantidad de listas que se han presentado para los 42 distritos de Lima. ¡A nivel país para estas elecciones regionales, provinciales y municipales hay más de 113,000 candidatos!

Como no podía ser de otra manera en nuestra folclórica ciudad, una semana después del cierre de las inscripciones, el Jurado Electoral Especial (JEE) de Lima, había declarado “improcedentes” o “inadmisibles” a 20 de estas 21 listas. Por decirlo de manera sencilla, 20 listas que, a juicio del JEE de Lima, no cumplieron con las reglas de juego establecidas en la ley.

Por supuesto, y como no podría ser de otra manera también, estas “improcedencias” o “inadmisiones”, lo único que han hecho es desnudar la precariedad, la informalidad, la irresponsabilidad y la falta de seriedad de todas estas organizaciones.

Amable lector, ante la avalancha de postulaciones y la dificultad que pudiera sentir para hacer su elección, sea para la alcaldía de Lima Metropolitana o de su distrito, permítame darle unos tips que, ojalá, puedan ayudarlo a votar con más facilidad, tranquilidad y seguridad:

  1. Espere a que el JEE de Lima y el JNE hagan la depuración de listas respectiva. No se extrañe que después de ello se elimine a algunas de las 21 que se presentaron originalmente.
  2. Mientras hace su evaluación, por favor, olvídese del candidato de su simpatía. Sí, de ese que es el amigo del amigo de su amigo, ese que tiene una bonita sonrisa, ese que dice que es el amigo del pueblo, etc., porque ya estamos cansados de engaños, ¿verdad?
  3. No se le ocurra votar por algún candidato que no pertenezca a un partido y se ha colgado de alguno como “vientre de alquiler” que le ofreció la posición, porque por supuesto, internamente no tienen a gente idónea para candidatear. Está claro, nadie va a ofrecer su organización a cambio de nada.
  4. Tampoco le sugiero votar por los hijos, hermanos, cónyuges o parientes cercanos de alcaldes que están hoy en el cargo, porque, además de que le están sacando la vuelta a la ley, sinceramente, suena sospechoso.
  5. Sin ofender, porque las personas mayores nos merecen el mayor de los respetos, no se le ocurra votar por candidatos que ya son considerados como ancianos. Además de la muy apreciada sabiduría y experiencia de estas personas, una alcaldía es un cargo de 24×7, que, sin duda, requiere de mucha energía y vitalidad, entre otros.
  6. Hágase el favor y no vote por tránsfugas que en la anterior elección postularon con una organización y hoy están con otra, y que son muchos.
  7. Que ni se le pase por la mente votar por alguna lista que incluya “chicos reality”, vedettes, bataclanas, figuras del deporte en decadencia o gente del ambiente de “Cholliwood”, porque, por más buenas intenciones que puedan tener, de administración municipal no tienen la más remota idea.
  8. Hágase respetar y no vote por ningún candidato que ensucie la ciudad con carteles mostrando sus caras con photoshop. Si el suyo es capaz de ensuciar su ciudad o distrito durante la campaña, como muchos ya lo vienen haciendo, imagínese como sería si llegaran a la alcaldía. Hoy existen decenas de maneras más inteligentes de presentar ideas, antes de embarrar la ciudad con carteles que insultan a la inteligencia del votante y contaminan visualmente.
  9. No está demás decirlo, no se le ocurra votar por nadie que no tenga experiencia municipal previa.

A estas alturas, estimado lector, si tiene suerte, su lista de candidatos debe haberse reducido, a dos o tres, como mucho.

Lo que le recomiendo ahora es revisar al detalle los antecedentes penales de estos candidatos, así como los de sus regidores. Usted no debe votar por algún candidato o algún miembro de su equipo que haya sido sentenciado por cualquier delito, tenga juicios pendientes o se encuentre incluido en alguna investigación. Legalmente podrán tener el derecho, pero ética y moralmente no. Asegúrese también que hayan presentado sus respectivas declaraciones de ingresos y patrimonio.

Si en este punto todavía le queda algún candidato, averigüe e infórmese bien de su Plan de Gobierno Municipal, el cual, para ser considerado válido, deberá ser amplio y con mucho detalle. Descarte cualquier candidato que le presente un mamarracho o una simple declaración de buenas intenciones.

Si logró rescatar a un candidato, ¡Felicitaciones!, vote por él y si este era el de sus simpatías, mejor todavía.

Si no es así, qué pena, y es lo más probable, póngase la mano en el pecho y vote de manera responsable, es decir en blanco o nulo. Votemos entonces, de manera cívica e inteligente, para impedir que inexpertos, oportunistas, sinvergüenzas, tránsfugas y delincuentes sigan destruyendo nuestra ciudad.

Y si usted vota fuera de Lima, por favor, tenga el doble de cuidado.

Related News

Comments are closed