SEÑOR VIZCARRA, JUSTIFIQUE SU GOBIERNO

Ya sabemos que el gobierno de Vizcarra es pusilánime pero no podemos darle ningún periodo de gracia porque él participó en el programa de gobierno de PPK. Por eso dejémonos de cortesanías y exijámosle eficiencia.

Primero, es increíble que calle frente a la denuncia de que el Poder Judicial esté excluyendo de la investigación al club de constructoras peruanas vinculadas a Odebrecht en la colusión para pagarle la coima al expresidente Toledo por la Interocéanica Sur; y que esté al voto si también se excluye a la propia Odebrecht. El mandatario debería llamar la atención severamente porque es su función cumplir y hacer cumplir la Constitución sin usurpar funciones.

Segundo, y más allá del fondo del asunto, Vizcarra debería ser coherente en su denuncia contra la Ley Mulder. Sabe muy bien que el actual Tribunal Constitucional está viciado por la composición de sus miembros: fue la propia bancada oficialista la que pidió la destitución de cuatro magistrados prevaricadores que adulteraron la sentencia que exoneraba de inexistente delito de lesa humanidad a los marinos que debelaron el motín senderista del Frontón en 1986. Entonces, ¿cómo se atreve a presentar una causa ante un tribunal enemigo de nuestras FF.AA., o no le interesa la legitimidad del máximo órgano contralor de la constitucionalidad?

Tercero, Vizcarra, hijo y esposo de maestra, sabe que los textos escolares están plagados de inexactitudes históricas, que se hace apología del genocidio terrorista, de ideologías no democráticas y de personajes, como Velasco Alvarado, que establecieron una dictadura socialista en nuestra patria. ¿No le interesa el cambio, o está esperando que los padres de familia hagamos una huelga nacional que desestabilice su precario gobierno?

Vizcarra tampoco ha corregido los excesos represivos de la libertad de opinión en el Midis donde la ministra es de extrema izquierda; ha dejado en nada las correcciones del LUM al que debió cerrarlo; tolera el avance senderista en el Vraem; permite que prosiga el caso de inconstitucionalidad de los sueldos para militares y policías discriminados por decreto bajo el humalismo; no avanza con la reconstrucción del norte; no hace los suficiente para paliar los efectos del friaje mientras mueren compatriotas desprotegidos y permite que continúe la infiltración de la ideología de género en el currículo escolar.

Su gobierno, señor Vizcarrra, es un accidente, pero guste o no guste es usted el presidente. Haga por lo menos algo que lo justifique.

Publicado también en el Diario Expreso

Related News

Comments are closed