SE PROYECTAN TARIFAS ELÉCTRICAS AL ALZA AL 2021 INEVITABLE SALTO EN LAS TARIFAS ELECTRICAS

Tal como se expuso en el evento de EXPOMINA último, según las proyecciones de Generación Eficiente al 2026 del COES y según la comparación de costos marginales, con Gasoducto Sur Peruano (GSP) y sin GSP, realizado anteriormente por el COES (Energía al 2025: Incremento de Tarifas), después del 2021 y si no se instalan nuevas fuentes de generación, la oferta eficiente de energía (la que considera generación sin diésel), del Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN), será insuficiente para satisfacer la creciente demanda eléctrica del país.

Es decir, en estas circunstancias las centrales térmicas (Reserva Fría y Nodo Energético del Sur) del SEIN instaladas para enfrentar situaciones inesperadas y ubicadas en Ilo, Matarani, Talara, Eten, entre otras, estarán obligadas a generar energía con diésel que cuesta 5 veces más que el gas natural proveniente de Camisea. La otra opción negada y peor, seria efectuar cortes para reducir la demanda eléctrica.

Como consecuencia natural en cualquier opción que se adopte sin la previsión del caso, las tarifas libres (industria) y reguladas de la energía serán mucho mayores porque los costos marginales de generación serán mayores para la tarifa libre vinculada a la generación con impacto mayor hasta en 100% de la generación y para la tarifa residencial con un impacto de aproximadamente 60% a causa de los mayores costos de generación.

Sin duda estas proyecciones de tarifas eléctricas al alza o de “cortes programados”, son muy preocupantes pues afectarán a la población en general, pero también a la competitividad de nuestra matriz energética y del país, que hoy depende en un 50% del gas natural de Camisea proveniente de la Región del Cusco, lo que permite complementar nuestra generación hidroeléctrica con la energía en base a gas, producida en el nodo energético de Chilca al sur de Lima. La energía producida con renovables (solar, eólica y otras) aún son una proporción reducida de la matriz energética.

En consecuencia, mientras más demore la instalación de una nueva fuente de energía eficiente o el reinicio de la construcción del GSP, que permita operar en el Sur (en Ilo y Matarani), dos plantas a gas que totalizan 2,000 MW (para lo cual Proinversion deberá convocar un nuevo concurso público), la vulnerabilidad del sistema eléctrico será permanente con incremento de las tarifas eléctricas, que afectará directamente a la población y en mayor grado al sector industrial y minero en particular, afectando la competitividad.

Siendo un tema que podría afectar el bienestar de la población y el crecimiento económíco del país, debe motivar la atención y preocupación de todos, ante la falta de proyectos de generación eficiente y ante la paralización del Gasoducto Sur Peruano

Related News

Leave a Reply