BALANCE DE LAS ELECCIONES MUNICIPALES

Los resultados electorales permiten varias lecciones. 1. Han perdido más los partidos políticos tradicionales que los emergentes en todo el país. Algunos como el APRA apenas han intervenido en algunos lugares emblemáticos y han perdido. El triunfo de Muñoz en Lima no es de Acción Popular; sino de la inmensa mayoría de capitalinos que han votado porque no salga electo su competidor más cercano que estimaban como impresentable y populista. Además, el mismo ganador no es militante histórico de tal organización sino invitado. 2. Han ganado los independientes de los movimientos en la mayor parte del país y de Lima. O sea la propuestas personalistas sin contenidos ideológicos, políticos y apenas programáticos. La gente no vota tanto por los logos que asume como de la partidocracia; sino por las personas que estima como libres de ataduras. 3. También de alguna manera han perdido valiosos candidatos que tienen calidades, condiciones y cualidades de gestión pública y de liderazgo, como Cornejo, Salinas y Capuñay; entre otros. 4. La inmensa mayoría de los electores ha votado más en contra que a favor. No lo ha hecho tanto por los méritos de algunos candidatos vencedores; sino para que no salgan aquellos que tipificaba como peores. El país electoral sigue votando y eligiendo al menos malo. Y eso sigue siendo un drama político electoral. Porque da cuenta de la pobreza del sistema democrático que tenemos.

LAS PERSPECTIVAS DE GESTIÓN MUNICIPAL Y REGIONAL

Vistos los resultados y las tendencias políticas de los elegidos se estima las siguientes perspectivas. 1. Tendremos un archipiélago de gobiernos municipales y regionales muy escindidos entre si pues pertenecen a un conglomerado de agrupaciones que no tienen conexión unos con otros. Poco los une entre sí. Faltara organización y dirección política y programática entre ellos. 2. Todo indica que por eso y mucho más, habrá escasa capacidad de gestión pública exitosa en términos tanto de eficiencia en el cumplimiento de las obras de todo tipo que la población necesita y espera; como de transparencia en el uso de los recursos públicos que espera la gente. 3. Por las mismas razones, existirá poca articulación con el Congreso y con los congresistas puesto que pertenecen a movimientos de diferente filiación política. De igual modo, con el actual Gobierno con quién, por eso mismo, tendrán mejores posibilidades de establecer negociaciones favorables para sus gestiones.

A MANERA DE CONCLUSIÓN

Queda comprobada la imperiosa necesidad de construir partidos políticos de verdad, como ocurre en los países desarrollados o en proceso como en algunos países hermanos. Porque son ellos los únicos que pueden ser escuelas de formación de gestores públicos y de liderazgo político. Pero también, se necesita electores cultos y educados en política y gobierno. Porque los electores también son responsables y mucho más en tanto que se trata de seleccionar a quienes van a dirigir los destinos de nuestros pueblos.

Related News

Leave a Reply