TIEMPO DE CAMBIOS

El problema de la política en el Perú en mi opinión proviene de la ausencia de verdaderos liderazgos que construyan instituciones en el tiempo, cuya base no sea la persona, sino las ideas, y que estas ideas cambien y se mejoren con el tiempo.

Si bien es cierto ya no nos encontramos en los ochentas, donde la discusión era la lucha de clases, en estos tiempos de globalización, la discusión no debe solamente quedarse en la retórica o la defensa de las ideas, sino en la implementación de una correcta administración pública.

Más allá de la voluntad política que es necesaria, y que haya normas eficientes de derecho administrativo porque las hay, se requiere una buena gestión pública, y esta se basa en la planificación, organización, control, dirección e integración de personal.

Sin restarle importancia a los ciudadanos que deben realizar constante fiscalización, entonces llego a la conclusión que un país solo camina de manera eficiente mediante: Voluntad política, derecho administrativo, gestión pública y ciudadanos con civismo.

En Perú ha primado el patrimonialismo, la corrupción, el mercantilismo, no me cabe duda que frente a este vacío de poder, se requieren reformas absolutas, pero en el tiempo estas supuestas reformas han servido para enquistar a grupos nuevos, denominemos cambio de moco por baba.

La reingeniería del Estado, para que marche de buena manera, debe encumbrar la aplicación del principio de autoridad, pero respetando la autonomía de los poderes, y sobre todo la aplicación de la voluntad política, el derecho administrativo, la gestión pública y los ciudadanos.

Creo que está demás decir que, mientras que no se solucione lo anterior, poco se puede hacer frente a los poderes fácticos, los grupos de intereses políticos y económicos, gobernaran nuestro país, y este también es un gran problema en muchos países del mundo.

Esto se debe porque como ya muchos teóricos han señalado, existe república sin ciudadanos, esperemos que el caso Lava Jato sea un ejemplo para nuestros jóvenes actuales y las futuras generaciones, porque creo que ya a puertas del bicentenario el burro solo patea una vez.

Related News

Leave a Reply