QUIEN SE ACUERDA DE LOS NIÑOS:
Posiciones

QUIEN SE ACUERDA DE LOS NIÑOS:

La verdadera desgracia en nuestro país, peor aún que la corrupción y la falta de seguridad, es la gestión gubernamental orientada a disminuir la anemia y la desnutrición crónica, que condena irreversiblemente a gran parte de nuestra niñez de hoy y de nuestras últimas generaciones. La anemia y la desnutricion afectan gravemente el desarrollo físico e intelectual de los niños, afectándolos a lo largo de sus vidas.

La verdadera desgracia en nuestro país, peor aún que la corrupción y la falta de seguridad, es la gestión gubernamental orientada a disminuir la anemia y la desnutrición crónica, que condena irreversiblemente a gran parte de nuestra niñez de hoy y de nuestras últimas generaciones. La anemia y la desnutricion afectan gravemente el desarrollo físico e intelectual de los niños, afectándolos a lo largo de sus vidas.

El reporte del INEI revela que la prevalencia de la anemia en niños de 6 a 35 meses de edad fue 43.5% y en los últimos cinco años disminuyó en tan solo 2.9 puntos porcentuales.

En el año 2018, la desnutrición crónica afectó al 12.2% de los niños menores de cinco años de edad, cifra que disminuyó en el último año en solo 0.7 punto porcentual y en los últimos cinco años en 5.3 puntos porcentuales.

Las causas son múltiples y conocidas: mala alimentación, malos hábitos alimenticios, falta de educación y cuidado de los padres, falta de agua y desagüe, entre otros. No es fácil solucionar estos problemas de la noche a la mañana, por su complejidad; pero uno de los paliativos más eficaces, si está al alcance de nuestras autoridades, nos referimos a la entrega oportuna de micro nutrientes ricos en hierro. No son caros y son efectivos, se pueden y deben distribuir gratuitamente a través de las redes de educación y sobre todo salud.

Sin embargo solo el 31.3% de niños de 6 a 35 meses de edad consumieron suplemento de hierro, cifra que significó un aumento de 0.6 puntos porcentuales respecto al año 2017 y; en los últimos cinco años aumentó 7.7 puntos porcentuales.

Sin lugar a dudas, la alimentación y salud de los niños debería ser la primera y más importante Política de Estado y por supuesto del gobierno. Los niños no botan, tampoco son encuestados ni salen a marchar en las plazas, pero son la garantía de un Peru mejor. Siempre hablamos con razón de la importancia de la educación, sin darnos cueta que la razón previa, está en la salud, niños dañados en su desarrollo físico e intelectual, no podrán asimilar adecuadamente conocimientos ni generarlos más adelante.

Esta semana el gobierno presentó los Lineamientos del Plan de Competitividad, en buena hora, pero sin un adecuado capital humano, no se logrará de manera sustentable y sostenida. La base y destino de todas las políticas son las personas.

La interpelación a los ministros es una práctica democrática y constitucional cuando es usada sin excesos y responsabilidad. Se ha planteado interpelar al Ministro de Justicia por el acuerdo fiscal con Odrebecht, me parece bien, un tema de la relevancia del caso Lava Jato, merece máxima transparencia y exhaustivas explicaciones. Pero a las Ministras de Salud, Inclusión Social y Mujer, bien gracias. En qué puesto del ranking de importancia está la salud de los niños, para nuestros parlamentarios?

5 febrero, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *