ALAN GARCIA: EL FIN Y EL PRINCIPIO DE UN NUEVO CAPÍTULO EN NUESTRA HISTORIA POLÍTICA
Posiciones

ALAN GARCIA: EL FIN Y EL PRINCIPIO DE UN NUEVO CAPÍTULO EN NUESTRA HISTORIA POLÍTICA

El trágico e inesperado desenlace en la muerte del expresidente Alan García Pérez cierra y abre un capítulo en la historia política del Perú.

Lo cierra por tres motivos. 

El primero porque aquí termina la investigación en su contra dirigida, sin duda, a combatir en la vía Judicial lo que no se pudo combatir con argumentos en la vía política. 

En segundo lugar porque -sin el expresidente- desaparece el trofeo político en que sus opositores necesitaban convertir esa detención para hacer no justicia sino escarnio y vejación. 

Y en tercer lugar porque no estará más para marcar una agenda política de oposición como lo había estado haciendo, permanentemente, criticando con razones objetivas la situación de desgobierno y corrupción en la que se encuentra sumido el Perú del presente.

Y lo abre, también por tres circunstancias: 

Primero, porque esa misma muerte deja la duda sobre su responsabilidad judicial que por el bien de la historia y de todos los peruanos debemos conocer. 

Segundo, porque obliga a exigir detener la politización de la justicia o la judicialización de la política. Mientras el ministerio público y el poder judicial sigan un libreto político gubernamental u oenegero, estamos amenazados. En lugar de ello la fiscalía debería acusar y no dedicarse al show del que muchos viven. 

Y tercero, porque la lucha política puede darse de muchas maneras pero la civilización obliga a mejorar en el fondo y en la forma, pero no a insultar, denostar y calumniar. Hemos perdido o estamos perdiendo el sentido y el respeto que la democracia exige y alentamos a los aventureros o a los radicales que tanto daño pueden hacer.

Lo concreto es que sin Keiko y sin Alan, el gobierno y sus aliados quedan con el terreno político prácticamente libre. 

Cuando pase la conmoción de estas horas volveremos a la realidad de la falta de trabajo digno, la inseguridad creciente y la salud inhumana. Y volveremos al circo en que viene convirtiéndose la política peruana.

Veremos qué nuevos liderazgos pueden marcar nuevos derroteros e iniciar un verdadero cambio para el país.

18 abril, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *