¿CABE, POR LO MENOS, UNA REFLEXIÓN?
Posiciones

¿CABE, POR LO MENOS, UNA REFLEXIÓN?

Cuando pase la turbación, cuando vuelva la razón y cuando la distancia permita ver con más objetividad los hechos ocurridos en las últimas horas en el Perú, será bueno abocarse a evaluar -si es posible sin apasionamientos- el papel que la prensa ha cumplido en este proceso. 

Los directores de medios, los conductores de programas y los reporteros, quizá deberían mirarse en el espejo de su propia actuación. Si fueron equilibrados, imparciales, tolerantes y, en suma, justos, durante los eventos culminantes de los últimos meses.

Si en política la percepción es la realidad, la realidad es que hace un buen tiempo los medios tomaron posición, no en defensa de la democracia, del país o de la justicia sino de agendas que en muchos casos han sido y son, en el mejor de los casos, personales. 

Las razones de una decisión tan dura como inesperada se las lleva García, pero a nosotros nos quedará siempre la duda si una buena parte de la prensa tradicional, en conjunción con intereses económicos propios e intereses políticos diversos, ha contribuido con este trágico desenlace. 

En su carta final el expresidente señala: «En este tiempo de rumores y odios repetidos que las mayorías creen verdad, he visto cómo se utilizan los procedimientos para humillar o vejar, y no para encontrar verdades». ¿En esa repetición, adjetivada y aderezada, no hubo algún exceso de los medios?

Al grito de «Vizcarra asesino» y «prensa asesina» miles de gargantas explotaron en La Casa del Pueblo mientras el cortejo fúnebre avanzaba hacia su destino final; pero prácticamente ningún medio propaló esto. ¿No hay derecho a que la población escuche esas expresiones y no hay comentario alguno respecto a «este tiempo de rumores y odios repetidos» a los que se refiere García en su misiva de despedida?

Todos cometemos errores y los medios no son una excepción. ¿Usted, que no pertenece a uno, cree que cabe por lo menos una reflexión?

22 abril, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *