EL MANDIL ROSA DE BUTTERS
Posiciones

EL MANDIL ROSA DE BUTTERS

Por: Carlos Cabanillas (Caretas) | Phillip Butters dispara contra la agenda de género, desmiente suspensión de Willax y coquetea con una alucinante candidatura presidencial.

«Estás huevón que me voy a poner mandiles, me dijo el ministro Carlos Morán cuando le dije a ver, póntelo”, cuenta Phillip Butters antes de sorber su café. “En mi casa mi mujer no usa mandil, es arequipeña repituca y no sabe hacer un jugo de fresa. Yo tengo mi mandil de Ratatouille y cocino como la conchesumadre”. Corre la tarde del lunes en La Tiendecita Blanca. Nombre propicio –y point predilecto– para hablar con el conductor multiplataforma. Y lo primero que hace es desmentir el comunicado de Willax. “Yo solo trato con el dueño”, explica Butters. “Erasmo Wong se entera al aire y me dice ‘mira hermano, toma las cosas como de quien vienen, tú sigue haciendo el programa, no te preocupes. Duró cuatro minutos. En el interín ya me habían llamado de dos canales de TV. Ni siquiera he leído el comunicado, que se coma su papelón el que lo hizo”. Varios lo miran. Lo saludan de lejos, nomás. Es caserito. Y siempre se ubica en el mismo extremo, geográfica e ideológicamente. El hombre de la esquina que no es rosada prosigue. “(Usar prendas accesorias) Es delito en el mundo de los militares. No es una interpretación mía, ni de cualquiera. Nuestros militares han ganado guerras contra Sendero, no como los ecuatorianos. Más respeto. Todos los comandantes generales del Ejército me han apoyado en mi programa”.

La conversa sigue, y de lo marcial se salta a lo electoral. “Yo pondría servicio militar obligatorio: los ingleses sirven, los rusos sirven, los gringos sirven. Elvis sirvió y acá los vagos no van a servir, y luego van a pedir Beca18, pensión 65. Que vean cómo es el Perú. Los judíos del León Pinelo mandan a sus hijos a servir a Israel, y son peruanos”. Pero no anda de ánimo para hablar de sus finanzas. Nada sobre el Jaguar, el BMW o los dos departamentos en El Golf. “¿Por qué le preguntan su patrimonio a Butters?”, se pregunta retóricamente, mientras agita las manos. “¿Por qué no a Federico Salazar? Porque tienen miedo que Butters sea candidato a la presidencia”, se responde a sí mismo. “Hay que joderlo a Butters”. Phillip Butters sabe de qué lado soplan los nuevos vientos ‘conservas’, aunque él se considera más bien “nacionalista”. Sabe del bolsón de Bolsonaro en la región, donde más de uno quiere emular el triunfo de la reacción (Bolsonaro ya advirtió que “los niños se visten de azul y las niñas de rosa”). Y también confía en que una candidatura suya no sería mantequilla. “Yo junto 14 mil firmas en un día”, advierte. “A mí me buscan todos los días para ser candidato. Si yo soy Presidente va a morir un culo de gente: violación, asesinato por lucro, traición a la patria en tiempo de guerra y de paz… Y se va a la mierda el indulto”. Y súbitamente, se convierte en ‘BolsoButters’ y lanza una confesión doble. “Algún día seré alcalde de Barranco, pero primero tendría que irme a vivir allá. Y claro que me gustaría ser Presidente. Pero aún no quiero a mi prójimo más que a mí mismo. Tengo que tener a mi familia económicamente asegurada”.

–Sintoniza con las masas en casi todo, pero no en el cierre del Congreso.

–No. A ver, mira, Keiko es una cojuda. Le plantearon cogobernar y no aceptó. No es el papá. Ella le sugiere a Sandro Fuentes de premier. Pero una vez estando en la oposición, si ‘Vitocho’ llega a ser presidente del Congreso, se acaba el cuco. Porque a Vitocho le puedes decir lo que quieras menos fujimorista, aprista o choro. Si hubiera tenido la actitud que tuvieron ‘Vitocho’ y Mulder, le decían al Presidente “a ver cierra el Congreso mañana, pues”. Se cagaba el Presidente. “A ver ciérralo y gobierna, huevón. No más floro: gobierna”. Él me pidió “habla con ‘Vitocho”. Le tenía pavor desde que lo revolcó en un debate. Y como mi viejo es de Acción Popular. Ahí el Presidente no tenía a Salaverry al lado. Y ojo: yo tengo el video de Salaverry saliendo de mi casa.

–¿Por qué no lo suelta?

–Para qué voy a soltar el video. Que sufra. Yo tuve a Salaverry en el sillón rojo, el sillón de la verdad, tomando whisky Macallan. Salaverry jamás en su vida había tomado eso. Es un pelagatos, un pelotudo.

–¿Cómo fue el affaire Vizcarra?

–Con la voz temblorosa, cagado de miedo, me llamó desde Toronto para decirme ‘por favor, necesito que me ayudes’. Tengo tres testigos.

–¿Vizcarra no tenía el teléfono de Alan García? Es un escándalo.

–No es un ningún escándalo. Él era el moqueguano que botaron por firmar Chinchero, lo mandaron a Toronto y lo tenían vigilado y amenazado. Ese señor no había vivido en Lima. Con todo cariño pero Moquegua es del tamaño de Barranco. El señor necesitaba hablar con Alan García y yo le dije a Alan ‘te va a llamar este huevón’. Me pidió el teléfono de Cecilia Chacón y ella estaba en París.

–¿Cómo fue la segunda llamada?

–Un día justo acá, donde estás tú, se sienta una señorita Mónica Moreno. Le dije que yo no voy a Palacio ni soy palaciego. Si quiere conversar conmigo, que me llame, así como llamó para ayudarlo a ser Presidente. Pasa una semana y me vuelve a llamar. Dice ‘hermano, cuándo conversamos’, le digo ‘mira Martín, hoy tengo almuerzo de patas, por lo de Paolo que ha ganado. La estrella es ‘El Tigrillo’, si quieres ir al almuerzo solo te sacas la corbata y nos cagamos de risa con él. Me dice ‘hermano, tengo que ir donde el embajador de Francia, no me puedo quedar al almuerzo’, pero caigo.

–Fue cercano con el Presidente y ahora es muy duro. Algo se cortó.

–Está rodeado de gente que tiene otra manera de pensar. Debo ser tóxico para ellos. Él está destrozando al país. El norte está hecho mierda. Estamos en una mala situación económica y la seguridad es una mierda. Acaba de haber una balacera de la gran puta en la esquina de mi casa.

–En San Isidro, en Pezet. Sí es su departamento, entonces.

–No importa si es mío o no. Se han vaciado dos cacerinas, ha sido una balacera de uno contra seis. Y no llegó un puto patrullero.

–¿Cuánto es su patrimonio?

–Se puede saber si me pagas los guardaespaldas. Si pudiera gastar US$ 7 u 8 mil mensuales en seguridad estaría armado hasta los dientes. Mi familia tiene negocios en el Cusco, yo soy el misio.

–La Sunat lo tiene en la mira. ¿Cómo justifica su tren de vida?

–La Sunat me corretea no te imaginas cómo, jode y llama. Me rompo el culo 12 horas al día, tengo derecho a criticar. Me levanto a las 5 a.m. y tengo que mantener a mi madre de 81 años, mi esposa y mis dos hijas. Mi madre vive como una reina. Beto Ortiz ganaba US$ 30 mil mensuales en ATV y yo, en un mal mes, gano el doble. ¿Por qué no le preguntan a él por su departamento? ¿Cuál es el interés de que sea socio del Regatas? ¿A alguien le preocupa que Vizcarra sea socio del Lawn Tennis?

–Todo lo referido a Butters o al Presidente parece ser de interés.

–¿Todo? Vizcarra me dijo “Phillip, ¿crees que pueda ir con mis amigos del Lawn Tennis allá? Y esa noche vinieron y nos fuimos a La Vaca Loca.

–Un paralelo: la política de los pitucos blancos subestimó a Vizcarra. ¿La prensa pituca subestimó a Butters?

–PPK era racista con Vizcarra, claro. Pero ojo que yo he sido vecino de Susana de la Puente.

–Hay hipocresía en la izquierda, pero también en la derecha. ¿Y los homofóbicos que no salen del clóset?

–¿Te acuerdas de la película American Beauty? Conozco un político que se jacta de ser mujeriego y es gay. Sé qué hace, todo.
El tiempo corre y Butters también. Imposible resumir el estilo barrabrava (con fouls incluidos) en pocas palabras. Es la lógica de la pichanga llevada a la política, con su inevitable cuota de racismo y machismo. ¿Chávarry? “1,800 portadas es un Chavarrycidio, no es culpable de nada, ni siquiera de falta ética. Se ha metido con narcos, crimen organizado y terrucos”. ¿Los expresidentes? “Ninguno debería estar preso. ¿No pueden vigilarlos en sus casas?” ¿Rafael Vela y José Domingo Pérez? “A Vela me lo cruzaba en el colegio de mi hija. Me decía ‘yo lo voy a controlar al loco’, por Domingo”. ¿Carlos Morán? “Me avisó lo de los almacenes, es mi chochera”. ¿La investigación de la Fiscalía? “Con US$ 300 te sigo todo el día. La vas a cagar en algún momento y con esa huevada te destruyo. Eso es todo”. ¿Salvador del Solar? “Paraba hueveando en el Havanna 14 meses y ni propina dejaba.” ¿Fujimori? “Soy archi nacionalista. Hizo cosas de la conchasumadre, pero renunciar a la presidencia fue indefendible”. ¿Alan García? “Mi abuelo le hacía escuchar música clásica en un tocadisco. Voté por él cuando ganó. Luego he votado viciado o no he ido. Me fue a ver a la clínica cuando tuve trombosis. Imagina tener al padre preso y de vecino a puro rico. Luego esos mismos ricos le besaban la mano. Los narco indultos fue una teoría estúpida. Le dije que lo iban a cagar”. ¿Presidente? “Es igual que el caso de PPK, pero uno está con arresto domiciliario y el otro está en Palacio”. ¿Forsyth? “Mueve ambulantes de un lado a otro, nada más. Hicieron de un huevón que no puede hilar cuatro ideas continuas un candidato”. ¿Susel Paredes? “Pésima gestora, pero si la criticas eres homofóbico”. ¿Racismo? “Cuando el cholo roba, es ladrón, cuando el blanco roba es lobby”. ¿Augusto Rey? “Cuando lo miro, tirita. Luego de esos e-mails no debería escribir en Perú21”. ¿Fujimorista? “¿Quién dice, los que le leyeron el prompter a Crousillat?” ¿Su columna? “Leo cinco horas al día, pero la dicto. Escribir sentado es para blancos. No tengo tiempo”. ¿Audiencia? “En la radio, Ferrando, Belmont y yo”. ¿Hipocresía? “Me dicen misógino pero la tele pone conductoras mostrando las piernas. Me dicen racista pero en Canal N me dieron la llave de un baño para blancos. Me maquillaba para oscurecerme. No había un negro en la TV”. ¿Corrección política? “Hipocresía. Davelouis, Centurión, Valencia, Ferrari. Todos progres con denuncias de maltrato o acoso”.

27 junio, 2019

2 COMMENTS ON THIS POST To “EL MANDIL ROSA DE BUTTERS”

  1. Butters es pro vida y pro familia es un medio de comunicaciones donde ser así,significa tu último día de trabajo. Butters es como es,en un medio donde ser hipócrita y doble moral es la regla de oro. No estoy de acuerdo con Butters en algunas cosas pero siquiera,él,es sincero como periodista. El programa de Butters no tiene muchos auspiciadores,prueba de que no pertenece a la camorra libero-caviar pro gay, pri aborto, politicamente correctos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *