Acusando al enemigo (político)
Posiciones

Acusando al enemigo (político)

Por: Luis García Miró Elguera

Concluíamos nuestro comentario de ayer señalando que “Toledo, Humala, Kuczynski –y su accesitario Vizcarra– han pauperizado de manera por demás canallesca al Perú. Es más. Van tres exmandatarios ya imputados por haber participado en este festín de macrocorrupción que ha desmantelado nuestra sólida economía. Hasta ahora, probadamente Toledo ha recibido US$ 35’000,000 de Odebrecht. Falta aún determinar cuánto se han embolsicado Humala y Kuczynski. Un imperdonable crimen social.”

No obstante, transcurridos dos años y meses desde que nuestras autoridades tomaran conocimiento del escándalo Lava Jato, ¿quiénes están en la cárcel? Keiko Fujimori, Jaime Yoshiyama y otros fujimoristas (ninguno ha ejercido cargo público ni asesorado ad honorem a gobierno reciente) y algunos burócratas apristas del sector Transportes. Ni PPK, Humala, Toledo, sus cómplices, directivos de Graña y Montero, etc., están en los penales. Por curiosidad, ¿acaso los fiscales hollywoodenses Vela y Pérez habrán trabado embargo sobre las cuentas de Odebrecht, OAS, Camargo Correa, Graña y Montero. etc.; o incautado sus computadoras y su documentación contable y legal; o tal vez hayan prohibido que estas empresas corruptas –y sus directivos en nuestro país– vendan y/o traspasen activos para evadir las multimillonarias indemnizaciones que deberán abonarle al Estado peruano; o quizá han impedido que sus apoderados dejen este país para hacerlos comparecer ante la Justicia; o intervenido sus oficinas para prevenir que desvíen fondos y/o adulteren pruebas documentarias en perjuicio de nuestra nación? ¡Nada de nada! Los fiscales Vela Barba y Pérez –al igual que el ex fiscal de la Nación Pablo Sánchez y la actual titular del Ministerio Público, Zoraida Ávalos (quien habría sido favorecida con una yapita a sus descalificadas notas en el examen para acceder al cargo)– están abocados, exclusivamente, a cargarle la culpa al Apra y Fuerza Popular, concentrando toda esta corrupción en ambas agrupaciones. Aunque en verdad su objetivo sea borrar, a cómo dé lugar, la culpa real y manifiesta de las agrupaciones PpK, humalista y Perú Posible. Y sin duda alguna, la de quienes integran el régimen que encabeza el postizo presidente Vizcarra. Si frente a semejante escándalo resulta que sólo medios de prensa como EXPRESO –y uno que otro más– consideran que los fiscales Vela, Pérez, Sánchez y Ávalos están actuando en contra de los intereses nacionales y a favor de los verdaderos responsables de un alud de corrupción de la dimensión del affaire Lava Jato, pues entonces quiere decir que este país está perdido. Delictivamente confundido por ese clan de medios de comunicación arruinados, cuyos propietarios han vendido la línea periodística a cambio del subsidio corrupto del avisaje estatal convirtiéndose así en traidores al periodismo y en rabiosos voceros del gobierno Vizcarra y de sus asesores progre-marxistas.

Apostilla. Abrumado por las recientes revelaciones del medio ecuatoriano La Posta, el fiscal Vela pretende defenderse prometiendo “no oponerse a que el Poder Judicial” publique el acuerdo con Odebrecht. Hombre, no se escude tras una juez a quien usted engañó puniblemente, escondiéndole la publicación venida desde Ecuador –que usted afirma haberla recibido hace tres semanas– confirmando que Odebrecht sí ha mentido.

5 julio, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *